WhatsApp-Image-2020-11-17-at-5.44.44-PM

Cómo empezar el día con el pie derecho

Si el pasado es incambiable y el futuro no es prometido, entonces todo lo que tenemos es HOY. Sé que hay días de todo: días difíciles e interminables, días espontáneos y divertidísimos, días completamente normales y rutinarios… También entiendo que es imposible tener el poder absoluto sobre lo que pasará en nuestros días y el humor que tendremos. La buena noticia es que SÍ tenemos el control de muchísimas más cosas de las que pensamos, sólo es cuestión de darse cuenta y saber usarlo. Un excelente ejemplo de esto es la manera en que decidimos empezar el día. Las primeras actividades que hacemos en la mañana marcan el camino para todo lo que sigue. Mi lógica es: si no puedo asegurar nada pero puedo propiciar mucho, ¿por qué no intentarlo?

MANIFIESTA

Cuando despiertes, antes de abrir redes sociales, checar correos o contestar mensajes, date unos minutos para manifestar lo que quieres ese día. 10 minutos bastan para CONCENTRARTE y decidir dónde quieres invertir tu energía, y qué tipo de energía será. Si tu prioridad del día es el trabajo, manifiesta grandes éxitos y oportunidades; si es tu relación, manifiesta todo tu amor y dedicación; si eres tú misma, manifiesta tu poder y genialidad. Recuerda que todo lo mejor de la humanidad ha empezado con una sola idea.

APRECIA

Muchas veces, los pesares de la vida nos llegan a nublar la vista, haciendo que pasemos por alto las tantas cosas increíbles que tenemos. Y no, no me refiero a la casa gigante y al mejor coche; ni siquiera me refiero al modelo de celular viejísimo que aún tenemos porque aún sirve. Me refiero a los amigos, a la salud, a la vida, a las estrellas y a la Luna. Yo intento empezar mi día agradeciendo, mínimo, diez cosas que tengo a mi alrededor; te prometo que le da un giro de 180° hasta al día más complicado.

MUÉVETE

Sé que hemos escuchado hasta el cansancio que el ejercicio es una parte súper importante de tener un estilo de vida saludable. Sin embargo, también sé que muchos no quieren o pueden inscribirse a un gimnasio o hacer rutinas desde casa; ¡se vale que no sea para todos! La buenísima noticia es que moverte y empezar el día con endorfinas también se puede lograr de otras maneras. En las mañanas, pon tu playlist favorita y baila por tu casa como si nadie te estuviera viendo o saca a pasear a tus perros para que, tanto tú como ellos, disfruten del aire libre. La mejor manera de despertar la mente es despertando al cuerpo.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on print