6cc4ec232407ed56cba5660d71662e97

Dejemos de normalizar el siempre estar ocupados

Últimamente, he pensado mucho en cómo tenemos súper normalizado el trabajar excesivamente, siempre estar ocupados y no darnos ni un segundo para desacelerar. Para muchísimas personas, el éxito está directamente relacionado con cuánto trabajan, sin importar que su vida profesional los prive de tener tiempo con amigos, familia, pareja o uno mismo. Que quede claro que jamás hago de menos la importancia de trabajar, sentirte una persona productiva y crecer profesionalmente (yo dedico una enorme parte de mi vida a hacerlo), pero, ¿cuál es el punto si, al final del día, no puedes verte al espejo y ver una cara genuinamente feliz?

A mí me gusta hablar mucho de nunca parar, y creo que, si no tienes el contexto completo, puede parecer que me refiero a que no te tomes ni un solo descanso si quieres ser alguien exitoso; sin embargo, para mí, no parar también significa no parar de hacer lo que amo, de buscar ser mi mejor versión, de rodearme de las personas que me levantan, de descubrir qué es lo que mejor me funciona. Yo considero que soy una persona muy trabajadora a la que no le gusta conformarse, pero JAMÁS hubiera llegado a donde estoy ahora si no hubiera priorizado tener respiros para disfrutar a mis hijos y vivir lo que existe afuera de las fronteras del trabajo.

Creo que es de suma importancia que dejemos de glamorizar el ser workaholics, porque la obsesión por SER más y TENER más jamás va a valer el perjudicar tu salud mental, emocional y física. Si no tienes un buen balance entre tu vida personal y profesional, lo más seguro es que no puedas darle tu mejor cara a ninguna de las dos cosas. Aprende a escuchar a tu cuerpo y a tu mente cuando te dicen que necesitan un descanso, y acostúmbrate a dárselos sin sentir que ese respiro equivale a falta de productividad. Una mente cansada jamás va a lograr su máximo potencial… Piensa en eso la próxima vez que alguien romantice el trabajo excesivo.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on print