4

Las cuatro palabras que salvarán tu estilo: conócete a ti misma.

Si has llegado hasta aquí es porque posiblemente ya sabes cuál es tu estilo (si no da click aquí) y que eres única e irrepetible; bien… el siguiente paso es la PERFECCIÓN ABSOLUTA. Ahora, tienes que conocer tu figura para que pongas manos a la obra ¡ya! ¿Qué talla eres? ¿Qué tipo de cuerpo tienes? ¿Qué te favorece y qué debes evitar? Este es el momento adecuado para re inventarte y preguntarte todas esas cosas que normalmente dabas por hecho…

Tu cuerpo, ¿usas la talla que te corresponde?

La aceptación es el factor predominante aquí, pues la diferencia entre verte bien y mal tiene que ver totalmente con el fit. Así que déjate de prejuicios, aceptate como eres, identifica tu talla y úsala.

¿Quién dijo que ser talla 4 está bien y talla 6 mal? ¡Todo es perfección! Una cosa es cuidarte y otra muy diferente es enloquecer y llegar al punto de comprar tallas más chicas como resultado de no ver la realidad. Pensamos que si somos muy delgadas nos vamos a ver bien, pero este concepto es incorrecto, la realidad es que únicamente si usas tu talla te vas a ver ESPECTACULAR.

La forma de tu cuerpo y los secretos para lograr verte ideal

Estudia tu cuerpo detalladamente, la belleza nos ofrece un abanico de posibilidades, aquí no hay dudas ni caminos sinuosos es, simplemente, ubicar tus proporciones y sacarles el mejor partido. La idea es potenciar tus mejores zonas y disimular las que quieres que pasen desapercibidas.

Primero tienes que identificar tu tipo de cuerpo, ya sea que seas:

CUERPO PERA:

CUERPO MANZANA:

CUERPO H O RECTANGULAR:

CUERPO TRIÁNGULO INVERTIDO:

CUERPO RELOJ DE ARENA:

Después, tienes que identificar qué colores son tus aliados, pues a veces compramos dependiendo qué colores están de moda pero no les que te favorecen realmente.

¿Te has dado cuenta que hay personas que se ven fabulosas y otras que pasan desapercibidas? Todo tiene que ver con el color, sobre todo, en la parte de arriba (camisas, suéteres, sacos, pashminas, etc.)

Hay diversas teorías al respecto, pero en la que yo siempre me guié es en la de las cuatro estaciones: PRIMAVERA, VERANO, OTOÑO E INVIERNO. Cada temporada puede ser brillante o mate y cálida o fría. Ten en cuenta que la estación a la que perteneces tiene que ver con tu pelo, color de ojos y de piel.

Ahora que ya tienes estas herramientas puedes empezar a trabajar en esa mejor versión de ti misma. Si aún te quedan dudas y quieres saber exactamente qué tipo de cuerpo tienes, qué talla eres o qué tipo de colores te quedan te recomiendo leer “Tu, You, Toi”, ahí encontrarás la guía completa. Te aseguro que si terminas de leer mi libro y pones manos a la obra de inmediato, tu estilo será diferente. En una semana te sentirás como debes sentirte, MARAVILLOSAMENTE BIEN. Es el momento ideal para leer un nuevo libro y si no lo tienes aún, no te preocupes, aquí te dejo algunos puntos de venta que te lo mandan hasta la puerta de tu casa:

Mexicouture.mx

Tuyoutoi.com

Amazon

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on print