Captura de pantalla 2020-07-09 a la(s) 13.57.09

Renovando tu espacio, un nuevo estilo de vida

Estos meses han traído muchos cambios, cambios que antes no valorábamos tanto como el estar en casa. Es una nueva forma de vida en la que me reconforta saber que no dejo de producir y que mis hijos pueden venir a mí, en el momento que quieran darme un abrazo o hacerme una pregunta de la escuela, y eso no tiene precio.

La pregunta del millón, ¿Cómo me organizo?

Lo más importante es que trates de asignar tus espacios. Toma en cuenta los consejos de los expertos en interiores y estudia dónde es más fácil hacer tus tareas. Busca un lugar adecuado, silencioso, despejado, con suficiente luz para trabajar. Y un espacio ventilado que te inspire para hacer ejercicio. La clave está en que todo fluya y te sientas cómoda. 

En mi apartamento tengo un lugar para recibir a mi equipo. Es esencial tener un espacio amplio y silencioso donde me pueda concentrar y sentir un poco más el ambiente de oficina. Existen detalles adicionales que no necesariamente tienen que ver con la habitación pero si te hacen sentir cómoda.

Por mencionar que siempre procuro recibir con un café o algo de desayuno. Esos detalles son los que complementan y me ayuda mucho a enfocarme y a no desviarme del objetivo.

Mi cuarto es mi lugar sagrado donde me organizo, escribo, trabajo y me puedo desconectar para tener mis 15 minutos de meditación sin interrupciones. El orden en la vida es ESENCIAL y aunque no lo creas, el escritorio es un reflejo de qué tanta organización vas a tener.

Yo solo tengo lo que necesito: una linda lámpara, hojas, agenda y por supuesto, mi computadora. Mantener el orden en tu espacio ayuda mucho a tu mente y productividad. De nuevo, haz cosas que hagan que todo encaje por ejemplo, si estarás en tu cuarto trabajando mantén tu celular cerca y con toda la carga pero que eso no se vuelva una distracción. El desorden o acumulamiento no es una opción, lo que no sirva ¡a la basura! No tengas piedad.

Del 100% de pendientes que tengo que hacer durante mi día, dejó para después solo un 5% pero no más. De verdad, funciona. Coordina tu tiempo, actividades con tu espacio como si fuera uno mismo y te aseguro que todo marchará en armonía y lo más importante, te sentirás en paz.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on print