9f0db84d977ea7ce34c6def32d644666

Seis hábitos que drenan tu energía: parte 1

¿Te pasa que, a veces, te sientes súper bajoneada sin saber por qué? Tal vez piensas que nada en tu día fue diferente o particularmente difícil pero, aun así, te sientes totalmente drenada. Yo he aprendido que, cuando esto pasa, es súper importante fijarse en la forma en la que sobrellevaste tu día: la actitud con la que asumiste las cosas, la importancia que le diste a algo, lo que estuviste pensando o diciendo… Muchos de los hábitos que tenemos, hasta de manera inconsciente, nos pueden drenar un montón la energía. Hoy, quiero platicarte sobre algunos de los hábitos más comunes que veo en la gente a mi alrededor (y, a veces, en mí misma) que te succionan la vida sin siquiera darte cuenta.


TOMARTE LAS COSAS PERSONALMENTE

Muchísimas personas tienen la mala costumbre de tomarse todo muy personal, y no te imaginas lo MUCHO que esto acaba con tu energía. Hay que entender que la gente no TE HACE cosas… la gente solo HACE cosas, y queda en ti si lo asumes como algo que tiene que ver contigo o no. Si vives la vida cargando cada cosa negativa que las personas te ponen enfrente, ni cómo sorprenderse de que te sientas drenada al final del día.


AFERRARTE AL PASADO

Créeme que entiendo muy bien que, a veces, es súper difícil dejar ir del pasado; hay personas, situaciones y lugares que pesan mucho en el alma, y no siempre es fácil soltarlos. Sin embargo, te puedo prometer que aferrarte a esas cosas solo te hará sentir estancada para siempre. Nuestra energía NECESITA fluir y avanzar; si la concentras toda en algo que ya no está presente, solo la estás malgastando.


SOBREPENSAR

A mí, de verdad, nunca me va a dejar de impresionar el poder que tiene la mente humana para ayudarte y permitirte vivir la vida de la manera más plena, pero también de perjudicarte y obsesionarte con las cosas más mínimas. Tu cerebro necesita un montón de energía para lograr hacer todas las cosas maravillosas que tu cuerpo necesita, así es que procura no gastar esa energía tan valiosa sobrepensando las cosas que están fuera de tu control. No hay nada más liberador que aceptar que no todo lo podemos y no todo lo sabemos.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on print