New Bedroom Storage Solutions for Summer 2019

¡Tu clóset, tu templo! dale una nueva vida

Definitivamente me viene a la mente ese dicho de que tu clóset refleja tu personalidad y ¡si, si y si! Es algo cierto y a lo cúal le debemos de poner la atención que se merece. Sin importar el qué dirán, no debe de ser perfecto para los demás si no, ¡para ti! Tu eres quien lo ve y lo vive diario. El clóset es un espacio sagrado donde tus más preciados tesoros son preservados y guardados, es un lugar donde suceden muchas cosas, es donde la magia de cada mañana sucede, es TU templo, por eso mientras más organizado, vibrante y limpio esté, mejor comenzarás tu día.

¿Cuántas veces te ha pasado que no encuentras esa camisa que tanto quieres? O ¿Dónde está esa falda que te hace ver tan bien? ¡Que desastre! Cuando menos te das cuenta ya perdiste demasiado tiempo buscando, terminas sacando lo primero que encuentras y sales corriendo de mal humor porque no obtuviste la prenda deseada. Por eso mismo, ahora que tenemos más tiempo que nunca lo debemos de aprovechar y hacer esa limpia que tanto hemos atrasado porque “no teníamos tiempo”. Si no hay movimiento, no hay cambio así que párate y haz conmigo estos sencillos consejos que te dejo para que tengas el clóset más cool y chic del mundo.

  1. ¡Haz limpieza sin tener piedad! saca absolutamente todo de tu clóset, solo así podrás ver el tamaño real que tiene y el estado en el que se encuentra.
  2. Tendrás que hacer una limpieza a profundidad de tu clóset, yo te recomiendo que lo pintes de blanco y los muebles sean de un material suave. Si es de madera verifica que ningún lugar se sienta astillado.
  3. Clasifica tus prendas, este quizá sea el proceso más largo, por lo mismo tienes que ser muy minuciosa y organizada. Separa tus blusas, pantalones, suéteres, vestidos, faldas, shorts, accesorios, etc. Una vez separadas comienza a identificar las piezas que ya sabes no te favorecen o que no te has puesto por años, ¡se tienen que ir!
  4. Debes de fijarte una meta ya de por vida, por cada cosa nueva que entra a tu clóset deben de salir dos.
  5. Haz otra clasificación, donde dividas las prendas para trabajar: casual, salir de noche, playa, ropa especializada (ejemplo la de esquiar) o deportiva.
  6. La última clasificación es dividir esas categorías en temporadas primavera- verano y otoño- invierno. Acomodalas por color, de oscuro a claro.
  7. Los accesorios y sombreros serán divididos igual que las prendas.
  8. Acomoda todos tus zapatos y bolsas, esas que, si ocupas y las que no, ¡adiós! Revísalas y límpialas para que la puedas usar cuando quieras.
  9. Realiza el mismo proceso para tu joyería: divide la que usas para trabajar, la de diario y las piezas especiales que solo son para eventos importantes.
  10. Asegúrate que toda la ropa que se quede en tu clóset este en buenas condiciones para que las puedas usar, que no le falte algún botón o tengan manchas irremediables y lo más importante, ¡DISFRÚTALO! Es tu espacio, tu paz y siempre recuerda: ¡Tú mereces lo mejor!

Para asegurarte de que tu clóset se vea más chic y tenga un poco más de tu estilo, puedes ayudarte de unos buenos ganchos que se vean lindos, cajas organizadoras, aromatizantes, accesorios para decorarlo, charolas, espejo de cuerpo completo, bocinas, etiquetas de material resistente y ¡mucha iluminación! El cielo es el límite, así que echa a volar tu imaginación y transforma ese espacio sagrado en tu lugar de ensueño, tú puedes.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on print