wesley-tingey-zjO7xkCogZM-unsplash

Yo tampoco era amiga de la vida fit pero te doy 5 consejos para lograr hacer las paces con ella

No es ningún secreto que la vida fit y yo no éramos grandes amigas, la verdad es que nunca había encontrado la motivación necesaria para dedicar tiempo a mi cuerpo y aunque obvio siempre me ha interesado estar saludable y verme bien, la verdad es que el proceso, como seguro a muchas, me causaba mucho conflicto.

Todo esto hasta que encontré el método ideal para mi y llegó Lety Román a mi vida, les juro todo cambió, sé que suena a comercial, pero no es nada de eso, con Sersana encontré la forma de ejercitarme a mi manera y ahora por fin puedo decir que mis hábitos son mucho más saludables y que mi vida ha cambiado sustancialmente.

Desde que inicié este camino, mi cuerpo ha cambiado y con ello todo lo que lo rodea, no te voy a mentir al principio lo sufría muchísimo, me costó bastante ir tomando el ritmo, pero ahora te puedo decir, con seguridad que soy otra y me siento mejor que nunca. Es por eso que quiero darte 5 consejos para mantenerte en forma desde casa, sí, ya sé que no soy ninguna experta pero justo por eso quiero hablarte desde la pura experiencia, de alguien que apenas inicio este camino hace algunos meses y a quien le costó mucho trabajo ponerlo en práctica. No son cosas nada difíciles, te lo juro, pero te aseguro que si te harán sentir mejor en un abrir y cerrar de ojos.

Muévete:

Sí, yo sé que es super trillado y difícil, pero tienes que encontrar la manera. Ya sea que encuentres una clase online o decidas hacerlo de manera autodidacta. Encuentra algo que te guste y aunque al principio sea difícil apégate a ello.

Come con atención:

Pon atención plena, mas no obsesiva, a tus comidas y snacks. La investigación muestra que, al practicar más atención plena, es más probable que controles el ser goloso y regule el azúcar en la sangre.

Ojo con los snacks:

Sigue un horario de comidas y asegúrate de consumir comidas y snacks saludables y nutritivas cada tres o cinco horas. Esto asegurará que no comas de más o de menos durante todo el día. Obvio, siempre ve con un profesional de la nutrición que te pueda decir lo que tu cuerpo necesita específicamente, eso también ayudará a que tu cuerpo se desarrollé mejor y a que tu te sientas mejor.

Crea un ambiente alimenticio más saludable:

Mantén los alimentos saludables (granos, frutas y verduras, proteínas y grasas saludables) en la parte superior de tu lista de compras. Cuando llegues a tu casa del súper, deja todo preparado para cuando te de hambre, por ejemplo corta las verduras y tenlas en el lugar más accesible de tu refrigerador. De esa manera, es más probable que los busques cuando necesites un snack rápido.

Ten apoyo de personas que piensen o estén en el mismo camino que tu:

Te juro que funciona tener un grupo de amigas que te apoyen y se echen porras, no solo para esto, para cualquier cosa. Es súper motivador e inspirador tener gente a tu alrededor que te motive a ser la mejor versión de ti.

Share this post

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on print